La industria papelera sigue afrontando grandes desafíos.  La demanda de calidades utilizadas en el área de comunicación disminuye constantemente, aunque el aumento de consumo en calidades usadas por la industria de envolturas y paquetes ha compensado un poco el efecto causado.  La producción y la demanda se están desplazando  desde los países desarrollados a los países en vías de desarrollo. El mercado solicita  una industria con una producción más respetuosa con el medio ambiente: ECF, energía, aguas residuales  y emisiones son cuestiones que van ganando espacio en la agenda que conlleva la aceptación de esta industria por parte del gran público. Consolidación de la industria y cambios en la estructura de la propiedad  siguen alterando el panorama industrial, y subyacente a todos estos cambios se encuentra  la necesidad de mejora continua del desempeño  que  sigue siendo esencial para mantener  la competitividad.

PIP está trabajando extensamente con clientes de la industria papelera de todo el mundo. Tenemos experiencia en:

  • Operaciones y mantenimiento de plantas: a lo largo de una amplia gama de clientes, incluyendo: elaboración mecánica y química de pulpa, plantas de fibra reciclada, elaboración de papel para impresión revestido y sin revestir, embalaje y madera aserrada, papel de seda y productos transformados de madera
  • Estrategias de venta y distribución: incluyendo estrategias de servicio al cliente, eficacia de la fuerza de ventas y optimización de producto y precio
  • Proyectos de capital: con un ojo puesto en la lógica económica del diseño de capital y otro en la productividad de la construcción.
  • Reducción de costos, reducción de gastos generales, abastecimiento  y cadena de suministro

El enfoque de PIP diagnostica sistemáticamente las oportunidades de mejora de los negocios, lo que lleva a la implementación de una tubería de ideas de mejora. Tenemos una extensa base de datos de ideas de planteamientos y mejoras para todo tipo de planta procesadora.

Planteamientos típicos de mejora en las operaciones papeleras:

  • Árboles de valor – “¿Dónde está el dinero?”
  • Eliminación de cuellos de botella – experimentos controlados, control estadístico de procesos, reducción de cierres planificados
  • Optimización y modificación de procesos
  • Reducción de la variabilidad
  • Eliminación sistemática de cuestiones de calidad y descansos
  • Reducción de costos – productos químicos, gestión de cestas de fibra, residuos de papel, fallas repetidas de mantenimiento
  • Realización de precios – creando ventajas mediante la atención a las necesidades en servicios y productos del cliente.
  • Revisiones – reuniones por la mañana, cambios de turnos, revisiones semanales en cascada
  • Planificación de mantenimiento

Ejemplos de lo que en PIP hemos ayudado a conseguir a nuestros clientes:

  • Reconfiguración de un proyecto papelero y la  identificación de ideas de mejora permitieron incrementar el valor presente neto (VPN)  en un 37%
  • Aumento de la producción en una fábrica de papel europea en un 26% aplicando metodología de mejora continua y haciendo un estudio de fuentes de valor.  
  • Aumento de la cuota de mercado de una fábrica de papel revestido en un 110% y aumento de las ventas de láminas en un 153% en el Reino Unido al utilizar un programa completo de reflotamiento
  • Aumento de las ganancias antes de intereses, depreciación y amortización (EBIDA) de $0 a $12 en una planta de fibra reciclada al analizar y solucionar los problemas existentes en las áreas de  costos, disponibilidad y rendimiento

PIP trabajabó para mí en UK Paper y en la fundición de Pasminco (Nyrstar) en Risdon. En estas operaciones ayudaron a mi equipo a obtener una mejora del volumen de 25% y 12% respectivamente, así como 11% y  9% en reducción absoluta de costes (20% coste/t). Gran parte de esto fue su trabajo en el mantenimiento - tanto programado como no programado, mejorando notablemente la eficacia y la eficiencia de nuestras paradas programadas y eliminando sistemáticamente las causas de inactividad. En una de las operaciones, el tiempo de inactividad no programado se redujo en un 79%, mientras que el tiempo de inactividad programado se mantuvo constante. En otra operación la inactividad total se redujo en un 60%. Redujeron los costos de mantenimiento de los equipos, redujeron residuos y renegociaron gastos clave de mantenimiento. Además, este trabajo dio lugar a mejoras significativas en las habilidades y la moral de nuestra fuerza de trabajo - mejorando la retención de personal a todos los niveles.

Ian Halliday