Trabajar hacia la meta de cero daños es uno de los valores esenciales de PIP que guía cada proyecto con sus  clientes.

La creciente presión de trabajar en forma sostenible y manejar el impacto humano sobre nuestros recursos y nuestro entorno  crea muchos retos. Como empresa, defendemos los principios del Marco de Desarrollo Sostenible del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM) y el  Pacto Mundial de las Naciones Unidas Internamente, practicamos lo que predicamos alentando a nuestro personal a que adopte prácticas de trabajo seguras y sostenibles en todo momento. Nuestro mayor impacto es externo, ayudando a nuestros clientes a implementar prácticas operativas sostenibles que mejoren su seguridad, reduzcan su impacto medioambiental, y creen nuevas fuentes de ventaja competitiva.

PIP ha mejorado con éxito la seguridad y el desempeño medioambiental  en muchas operaciones e industrias. Sabemos que las disciplinas fundamentales de establecer  metas eficaces, una responsabilidad clara y un comportamiento disciplinado, que son buenos para las operaciones, también son buenos para la seguridad y el medio ambiente. Nuestra experiencia demuestra que las operaciones estables y controladas o la construcción con baja  variabilidad son las más seguras. Creemos que la cifra de cero incidentes es alcanzable  en todas las operaciones.

En PIP, estamos comprometidos con la construcción de una cultura de actitudes y disciplinas correctas, capacitando a las personas para prevenir y mitigar los riesgos. En este sentido, las charlas de  sobre seguridad, practicar lo que predicamos, la orientación , tener el valor de señalar actos o condiciones inseguras conforman  nuestra filosofía y la vida diaria de cada “PIPer”, tanto en las instalaciones del cliente, como en la oficina o en el hogar. También alentamos a los PIPers a que reduzcan su impacto ambiental mediante el reciclaje, el uso del transporte público  para el desplazamiento urbano y adquiriendo bonos  de carbono para nuestros vuelos.

Trabajamos con los clientes para asegurar que cuenten con los cinco fundamentos de mejoras para proporcionar un cambio a la seguridad de la faena y el rendimiento medioambiental. Estos fundamentos son:

  • Colocar objetivos específicos más ambiciosos,   ampliamente entendidos y difundidos. Con demasiada frecuencia los objetivos de seguridad y medioambientales tienen buenas intenciones pero carecen de definición. Nos enfocamos en desglosar estos objetivos en acciones tangibles que los individuos puedan cumplir dentro del mes.
  • Participación a lo largo de toda la operación: desde el Gerente General/Director de Proyectos hasta los Operadores. Cualquier mejora sólo es sostenible cuando todos participan, a todos los niveles de la organización, adoptando disciplinas de mejora como parte de la forma en que se lleva a cabo el negocio todos los días.
  • Revisiones en cascada que se enfocan en los Indicadores Clave de Rendimiento y las acciones para impactarlos. Estas revisiones proporcionan un círculo cerrado para asegurar que los gerentes recorren la planta, realizan observaciones, realizan auditorías de los procedimientos y reciben retroalimentación  de las personas sobre cómo mejorar la seguridad de la operación.
  • Soluciones a las causas raíz,  para abordar los motores del negocio  claves. El enfoque en lacausa raíz  que aplicamos para analizar rigurosamente los factores clave del rendimiento, los costos o el tiempo de parada, también es eficaz al aplicarlo a la seguridad y al medio  ambiente donde se pueden determinar y eliminar los incidentes y lesiones de mayor frecuencia. Nuestro énfasis en orientar sobre la resolución de las causas raíz de los  problemas  incorpora estas destrezas para asegurar la continuidad de las mejoras.
  • Cerrar el círculo con auditorías regulares. Las auditorías regulares sobre la adhesión a los procedimientos y la conclusión y eficacia de las acciones pueden reducir incidentes y salvar vidas.

Ejemplo: Mejora de la seguridad

Un cliente, una empresa importante de refinería de metales en Europa, estaba experimentando un empeoramiento en el rendimiento de su seguridad, con cinco lesiones con pérdida de tiempo, (LTI) en seis meses. Desarrollamos un Árbol de  Valor para que el vínculo entre los comportamientos de reducción de riesgos y los resultados deseados fuera más claro; a continuación,  trabajamos con los principales interesados para revisar la integración total de las mediciones de seguridad y las iniciativas con reuniones diarias de producción de la planta. En seis meses, ayudamos a nuestro cliente a lograr cero LTI, con un incremento de veinte veces más informes de riesgos, observaciones sobre seguridad, y otros comportamientos de  reducción de riesgos.

Al adoptar mejoras esenciales básicas – incluyendo objetivos de aportaciones y resultados visibles, una amplia participación de los empleados, revisiones en cascada de las acciones, resolución de causas raíz de problemas  y auditorías regulares para cerrar el círculo – las operaciones pueden convertir en realidad su pasión por un desempeño  mejorado de la seguridad.

Ejemplo: Mejora de emisiones y de la producción

Una empresa de metales tenía emisiones elevadas de sus altos hornos en una de sus ubicaciones. Trabajamos con la faena  para estabilizar las operaciones de los hornos, mejorar la producción y reducir las emisiones. Esto incluyó la optimización de la compra de materia prima que se adaptara mejor a las limitaciones del horno, mejorando la calidad de la sinterización, reduciendo el tiempo de parada no planificada, haciendo más rigurosos los procedimientos y su adhesión a ellos.  Las emisiones se redujeron en un 75%, aumentando a la vez la producción diaria en un 25% reduciendo los costos por tonelada en más de un 20%. En un sitio asociado, las emisiones del horno se redujeron en un 50%, aumentando a la vez el volumen en un 24%.

Ejemplo: Uso de agua

En una gran fundición de metal, los veranos prolongados crearon la necesidad  de reducir significativamente su consume de agua para no poner en riesgo la continuidad de la operación. . En años anteriores, la operación  se había librado a duras penas de una ralentización considerable de sus operaciones  debido a la falta de agua. Nuestro equipo ayudó a la gerencia a generar ideas, a implementar controles de corto plazo y a adoptar nuevas prácticas de gestión. Esto produjo resultados dramáticos: una reducción del 35% del uso de agua y una reducción asociada del 48% de agua. Este enfoque también se aplicó con éxito en otras áreas del negocio, reduciendo los derrames de ácido en un 30% y las emisiones de los hornos en un  50%.